90 palabras negativas que empiezan por P (definición completa)

90 palabras negativas que empiezan por P (definición completa)
Elmer Harper

¿Está buscando la palabra negativa adecuada que empiece por la letra 9? Si es así, ha llegado al lugar adecuado, ya que hemos incluido muchos ejemplos y palabras poderosas para describir cosas.

Ver también: Cómo se siente un hombre cuando hiere a una mujer

Las palabras negativas que empiezan por P son esenciales para una comunicación eficaz, ya que nos permiten expresar con precisión nuestras opiniones y sentimientos. Estas palabras son útiles en situaciones en las que necesitamos describir algo desagradable o indeseable.

Pueden utilizarse en diversos contextos, desde escribir críticas hasta expresar decepción. Algunas de las palabras negativas que empiezan por P son doloroso, pobre, pesimista, lamentable, problemático, perverso Podemos utilizar estas palabras para hacer comentarios descriptivos en el lugar de trabajo, para hacer críticas constructivas a los amigos y para describir determinadas características de una persona o una cosa.

Ver también: Qué ocurre cuando ignoras a un narcisista (¡Por qué odian ser ignorados!)

Es fundamental utilizar estas palabras negativas con moderación y tacto, ya que pueden resultar demasiado críticas o hirientes si se emplean en exceso.

90 palabras negativas que empiezan por la letra P

Doloroso: causa dolor físico o emocional
Pesimista: tendencia a ver el peor aspecto de las cosas o a creer que ocurrirá lo peor.
Patético: que despierta lástima, especialmente por su vulnerabilidad o tristeza.
Pasivo: aceptar o permitir lo que sucede o lo que hacen los demás, sin una respuesta o resistencia activa.
Pestilente - destructivo para la vida; mortal o venenoso
Pérfido - engañoso e indigno de confianza
Pernicioso: que tiene un efecto nocivo, especialmente de forma gradual o sutil.
Mezquino - de poca importancia; trivial
Fóbico: tener un miedo extremo o irracional a algo.
Carterista: persona que roba en el bolsillo o el bolso de otra persona, especialmente entre la multitud.
Pique - sentimiento de irritación o resentimiento resultante de un desaire, especialmente al orgullo propio.
Lástima: sentimiento de pena y compasión causado por el sufrimiento y las desgracias de los demás.
Peste: enfermedad bacteriana contagiosa caracterizada por fiebre y delirio, normalmente con formación de bubones.
Pomposo: afectuosamente grandioso, solemne o engreído.
Pobre: carecer de dinero suficiente para vivir a un nivel considerado cómodo o normal en una sociedad.
Posesivo: tener o mostrar un interés o preocupación excesivos por alguien o algo.
Impotente: sin poder ni influencia; indefenso.
Prejuicioso: tener o mostrar una aversión o desconfianza derivada de un prejuicio; intolerante.
Pretencioso - intentar impresionar aparentando mayor importancia, talento, cultura, etc., de la que realmente se posee.
Orgulloso: tener o mostrar orgullo o autoestima excesivos.
Primitivo - relativo o que denota la etapa más temprana de una civilización o era.
Preso: persona recluida en una cárcel como castigo por un delito que ha cometido o a la espera de juicio.
Procrastinar - retrasar o posponer algo
Profano - relativo o dedicado a lo que no es sagrado o bíblico; secular más que religioso.
Sin ánimo de lucro: que no produce beneficios; no es rentable.
Prohibitivo: prohibir o restringir algo
Promiscuo: tener muchas parejas sexuales sin compromiso ni exclusividad.
Prosaico: carente de belleza poética; banal; poco romántico.
Provocar: provocar enfado, ira u otra reacción fuerte, especialmente de forma deliberada.
Pueril - infantilmente tonto e inmaduro
Pugnaz - ansioso o rápido para discutir, pelear o pelear.
Enclenque - pequeño y débil
Pútrido: en descomposición o putrefacción y que desprende un olor fétido.
Enigmático: difícil de entender; misterioso
Meticuloso: requiere gran cuidado y esfuerzo
Mísero - trivial; de poco valor
Panicky - sentir o mostrar pánico; alarmado
Parasitario: vivir como un parásito; aprovecharse de los recursos de otro sin dar nada a cambio.
Apasionado: carente o desprovisto de pasión, emoción o sentimiento.
Patológico: relacionado con una enfermedad física o mental, causado por ella o de naturaleza similar.
Pedante: excesivamente preocupado por pequeños detalles o normas; demasiado académico.
Peligroso: lleno de peligros o riesgos
Puntilloso: poner demasiado énfasis en detalles triviales o menores; quisquilloso.
Pesimismo: tendencia a ver el peor aspecto de las cosas o a creer que ocurrirá lo peor.
Falso: no auténtico; fraudulento
Terco: obstinadamente inflexible; obstinado.
Meticulosamente: hecho con gran cuidado y esfuerzo, a menudo hasta el punto de ser tedioso.
Palpable: que se puede tocar o sentir; tangible.
Pandemia: prevalece en todo un país, continente o mundo.
Paradójico: aparentemente contradictorio o absurdo, pero de hecho cierto o posible.
Parásito: organismo que vive en o sobre otro organismo (su huésped) y se beneficia de sus nutrientes a expensas del huésped.
Paria: marginado, rechazado o despreciado por la sociedad.
Parricidio - el asesinato de los propios padres
Apasionado: que tiene o muestra sentimientos o emociones intensos; ardiente
Falacia patética: atribución de emociones y rasgos humanos a objetos inanimados o fenómenos naturales, especialmente como recurso literario o artístico.
Condescendiente - tratar a alguien con una aparente amabilidad que traiciona un sentimiento de superioridad.
Indigente: persona muy pobre que vive de la caridad o de ayudas públicas.
Peculiar - extraño o raro; inusual
Peatonal: carente de inspiración o entusiasmo; aburrido.
Peyorativo: expresa desprecio o desaprobación.
Puntilloso: poner demasiado énfasis en detalles menores o insignificantes; quisquilloso.
Pertinaz: que se aferra firmemente a una creencia u opinión; testarudo.
Pestilencia: enfermedad epidémica mortal, especialmente la peste bubónica.
Flemático - con una disposición impasible y calmada.
Exigente: excesivamente fastidioso o selectivo.
Lastimoso - que merece o despierta lástima
Plagio: práctica consistente en tomar el trabajo o las ideas de otra persona y hacerlos pasar por propios.
Plutocrático - relativo a un gobierno o sociedad gobernada por los ricos
Venenoso - que contiene o produce veneno; venenoso
Polémica: fuerte ataque verbal o escrito contra alguien o algo.
Optimista: excesivamente optimista, especialmente ante la adversidad.
Pesado: lento y torpe debido a su gran peso; tedioso o laborioso.
Malhumorado: enfurruñado o malhumorado de forma poco atractiva.
Depredador: busca explotar u oprimir a otros; de naturaleza agresiva o dañina.
Preposterous - contrario a la razón o al sentido común; absurdo
Presuntuoso: no respetar los límites de lo permitido o apropiado; excesivamente atrevido o atrevido.
Simulación: intento de hacer que parezca cierto algo que no lo es.
Prevenibles: pueden evitarse o impedir que ocurran.
Espinoso: que se ofende o irrita con facilidad; irritable.
Pródigo: gastar dinero o recursos de forma imprudente o derrochadora.
Profanidad - lenguaje o comportamiento blasfemo u obsceno
Lucrarse: obtener o tratar de obtener un beneficio excesivo o injusto, especialmente en tiempos de emergencia o escasez.
Despilfarrador: derroche imprudente de recursos o dinero.
Prohibitorio - que sirve para prohibir o vedar algo
Promiscuidad: mantener relaciones sexuales con múltiples parejas sin compromiso ni exclusividad.
Propensión - una tendencia o disposición a un comportamiento, acción o condición particular.
Postración: agotamiento o debilidad física o mental extrema.
Provocar: suscitar o provocar deliberadamente una reacción o emoción en alguien.
Pugilístico - relativo a o inclinado a pelear con los puños; pugnaz
Pulposo: blando y pastoso.

Reflexiones finales

Hay un montón de palabras negativas que empiezan por P entre las que puedes elegir. Esperamos que hayas encontrado la palabra correcta en esta lista. Gracias por tomarte el tiempo de leer.




Elmer Harper
Elmer Harper
Jeremy Cruz, también conocido por su seudónimo Elmer Harper, es un escritor apasionado y un entusiasta del lenguaje corporal. Con formación en psicología, Jeremy siempre ha estado fascinado por el lenguaje no hablado y las señales sutiles que gobiernan las interacciones humanas. Habiendo crecido en una comunidad diversa, donde la comunicación no verbal jugó un papel vital, la curiosidad de Jeremy sobre el lenguaje corporal comenzó a una edad temprana.Después de completar su licenciatura en psicología, Jeremy se embarcó en un viaje para comprender las complejidades del lenguaje corporal en varios contextos sociales y profesionales. Asistió a numerosos talleres, seminarios y programas de capacitación especializados para dominar el arte de decodificar gestos, expresiones faciales y posturas.A través de su blog, Jeremy tiene como objetivo compartir sus conocimientos y puntos de vista con una amplia audiencia para ayudar a mejorar sus habilidades de comunicación y mejorar su comprensión de las señales no verbales. Cubre una amplia gama de temas, incluido el lenguaje corporal en las relaciones, los negocios y las interacciones cotidianas.El estilo de escritura de Jeremy es atractivo e informativo, ya que combina su experiencia con ejemplos de la vida real y consejos prácticos. Su capacidad para desglosar conceptos complejos en términos de fácil comprensión permite a los lectores convertirse en comunicadores más eficaces, tanto en el ámbito personal como en el profesional.Cuando no está escribiendo o investigando, a Jeremy le gusta viajar a diferentes países paraexperimente diversas culturas y observe cómo se manifiesta el lenguaje corporal en varias sociedades. Él cree que comprender y adoptar diferentes señales no verbales puede fomentar la empatía, fortalecer las conexiones y cerrar las brechas culturales.Con su compromiso de ayudar a otros a comunicarse de manera más efectiva y su experiencia en lenguaje corporal, Jeremy Cruz, también conocido como Elmer Harper, continúa influenciando e inspirando a lectores de todo el mundo en su viaje hacia el dominio del lenguaje no hablado de la interacción humana.